Asesoramiento : 0857 880 006

Compromiso y matrimonio: 8 signos de que están listos

Compromiso y matrimonio: 8 signos que revelan que estáis listos
Compromiso y matrimonio: 8 signos que revelan que estáis listos

¿Cuándo se está preparado para comprometerse? ¿A los veintitantos o a los treintaypocos? ¿Cuándo ha llegado el momento para la propuesta de matrimonio? ¿Y qué debo tener en cuenta antes de preguntarle si quiere casarse conmigo?

Estos ocho signos revelan que están listos para comprometerse, y por supuesto también para el matrimonio posterior.  

 

1. Tenéis planes comunes para el futuro

Ella quiere vivir en Nueva York, Tokio y Londres, concentrarse en su carrera y disfrutar de su libertad.

Él sueña con una casa propia en una zona residencial de la ciudad, con perro y niños correteando por el jardín.

No parece una buena base para un matrimonio armonioso y seguramente no lo sea. Quien quiera casarse, debe conocer los deseos propios y los de su pareja.

Y no, la pareja no debe revelar los pequeños secretos que hay en casi todas las relaciones y que hacen que sigan siendo emocionantes con el paso de los años.

Pero en la relación debe haber una visión común, un objetivo principal que a ambos les gustaría lograr.

Si los miembros de la pareja tienen objetivos diferentes para su futuro común, solo hay una solución: hablar, entender, ceder y llegar a acuerdos.

Si se consigue a un acuerdo sobre el futuro común, habrá una base fundamental para un matrimonio feliz.   

 

2. Poder confiar en el otro

Una relación intensiva también tiene sus complicaciones y sus momentos difíciles, a veces simplemente no se está de acuerdo con el otro y eso es totalmente normal.

Pero en las cosas que de verdad importan, la pareja siempre debe poder confiar en el otro.

La fiabilidad aporta seguridad y seguridad a la relación y, por lo tanto, a la vida de ambos cónyuges.

¿Los dos se cuidan mutuamente y saben que pueden contar con el otro? Si es así, es una señal estupenda de que la relación está lista para dar el siguiente paso.

La confianza mutua es una de las señales más claras de que están preparados para ello.

 

magazine.quote_alt

La confianza recíproca es uno de los signos más claros de que estáis listos.

3. No tener que fingir

El sentimiento más bonito del mundo es cuando te quieren tal y como eres.

Si puedes estar relajado con tu pareja y no tienes que fingir ser quien no eres, sabes que te ha tocado la lotería.

¿La relación se basa en el respeto, la aceptación y el entendimiento mutuo? ¿Los dos podéis estar juntos y estar a gusto sin tener fingir ser otra persona? Pues esta es una señal maravillosa de que están preparados para ir un paso más allá.

 

4. Confiar el uno en el otro

Tener un poco de celos de vez en cuando muestra que vuestra relación está vida, y es algo habitual en muchas parejas.

Los celos demuestran cuánta importancia tiene para uno su pareja y cuándo dolor significaría perderla.

Sin embargo, no conviene olvidar que la confianza y la compresión son la base de una buena relación.

Si uno desconfía de su pareja por sistema, por no hablar de si tiene motivos para desconfiar, será difícil que esté satisfecho con la relación a largo plazo.

Crear una base de confianza mutua es fundamental para un matrimonio largo y feliz. La confianza mutua es una de las 8 señales más claras de que están preparados para ello.   

 

 

¿Cuándo debe uno comprometerse?¿Cuánto conviene esperar hasta la boda?

A decir la verdad, no hay ninguna fórmula fija. Algunas parejas se comprometen cuando llevan diez años juntos. Otros se hacen la promesa de casarse después de unas semanas, o se casan directamente. Sin embargo, hay un par de pautas que pueden seguirse.

 

¿Debo esperar? Mejor no demasiado...

Si ambos quieren casarse, es mejor no dudar demasiado. Con el tiempo, las parejas se vuelven más cómodas en las relaciones. Y esto puede llevar a que se pierdan el día más bonito de sus vidas.

Por supuesto, siempre depende del dinero del que se disponga, de la edad y de otras circunstancias. Sin duda, la pareja debe elegir el momento que sea más conveniente para ambos.

Así que puede quedarse con esto: no ir demasiado rápido y no esperar demasiado tiempo. Si quiere a su pareja y le presta suficiente atención, sabrá cuándo ha llegado el momento adecuado. Y si lo piensa, las bodas más bonitas siempre son aquellas en las que el amor puede verse y sentirse.

 

¿Cuánto tiempo debe transcurrir entre el compromiso y la boda?

El tiempo entre el compromiso y la boda depende mucho de cada pareja.

Sin embargo, nos hemos dado cuenta de una cosa: un anillo de compromiso - el signo clásico de una propuesta de matrimonio - muestra con más claridad que la pareja va más en serio y que realmente está planeando su boda.

Y hemos visto que, estadísticamente hablando, el tiempo entre el compromiso y la boda es más corto cuando la novia ha recibido un anillo de compromiso de su novio.

Según una encuesta que llevamos a cabo regularmente entre nuestros clientes desde 2014, el tiempo para la planificación de la boda suele ser de entre dos y seis meses. Por lo tanto, el tiempo promedio entre el compromiso y la boda es de cuatro meses.

 

 

 

5. Ser una persona mejor

Hay personas que sacan lo mejor que otras llevan dentro. Cuando una pareja hace la vida del otro más interesante y le llena de inspiración, un futuro feliz juntos es prácticamente seguro.

No siempre tienen que ser grandes acciones. ¿A lo mejor ella es un poco más ordenada cuando los dos están juntos, porque sabe que el orden es muy importante para él?

¿O a lo mejor él compra productos más sostenibles, porque sabe que es un asunto importante para ella? Aprender el uno del otro y tener nuevas experiencias juntos enriquece una relación.

Por último, todo el mundo puede hacerse la pregunta: ¿Me gusto a mí mismo como persona uando estoy con mi pareja? ¿Mi pareja me ayuda a ser una mejor persona?

 

6. Conocerse por dentro y por fuera

Las experiencias compartidas marcan la relación, y traen alegría y tristeza en igual medida. Quizá alguna de las siguientes escenas pueda resultarle familiar:

Antes de las ocho de la mañana y sin haberse tomado un buen café caliente, es mejor que ni siquiera dirija la palabra a su chica.

Y hasta que la cocina no está radiante después de haber recogido la cena, la señora de la casa no va a sentarse y relajarse un rato viendo la televisión.

Las parejas que conocen bien sus puntos difíciles son menos propensas a tener malentendidos y desacuerdos. Una comunicación abierta y la comprensión mutua son requisitos previos para esto.

No importa qué talentos de actuación secretos pueda tener su pareja, una buena evaluación y comprensión del otro son muy importantes. Como se suele decir, "Puedes leerme como un libro abierto".

 

7. ¡El corazón dice sí!

En ocasiones hay que actuar de forma fría y calculadora, pero nadie puede pensar en todo hasta el más mínimo detalle. Si se está listo para comprometerse o no lo decide el corazón, no la cabeza.

No es que recomendemos dejar de pensar por completo, pero confiar en la intuición de uno mismo no es mala idea a la hora de comprometerse.

Deje que sus sentimientos sean los que decidan. Si escucha a su corazón, encontrará rápidamente la respuesta: ¿Desea tener a su pareja a su lado para siempre? Sí, entonces no hay duda de que está listo para comprometerse.

 

8. Hacer feliz el uno al otro

Puede sonar banal, pero es el más importante de todos los requisitos para un buen matrimonio. Que se hagan felices el uno al otro.

Para algunos, esto significa darse toda la libertad que sea necesario. Para otros, esto significa compartirlo todo con el otro.

Pero una cosa es segura: solo las personas que sean felices en su relación pueden apreciarla como un enriquecimiento para su vida.

Si ha encontrado la felicidad en una relación, debe hacerse una pregunta: ¿Por qué esperar? ¡Comience ahora un futuro común y haga a su chica la pregunta más bonita de su vida!

Lea más sobre el compromiso

¡Hemos preparado más información interesante sobre el compromiso para usted! 12 cosas que seguramente no sabía y consejos para el compromiso perfecto.

Asesoramiento telefónico
0857 880 006

Llamar ya